REVISIÓN BALSA SALVAVIDAS

¿QUIÉN REVISA LA BALSA?

 Las balsas las revisan estaciones homologadas por la DGMM (Dirección General de la Marina Mercante) y autorizadas por la propia marca.

Revisión balsa salvavidas

Revisión balsa salvavidas

ESTACIÓN DE REVISIÓN.

Organización:

Una estación de revisión de revisión debe ser funcional, organizada de forma que el trabajo se realice en buenas condiciones, a fin de reducir las pérdidas de tiempo debidas a una mala organización y eliminar las posibles fuentes de errores.

 Útiles y herramientas necesarias:

Mesa de plegado, Compresor, Manómetro, Termómetro, Higrómetro, Balanza, Soplador de aire caliente, Aspirador, Llaves inglesa, Llaves dinamométricas, Llaves especiales de cada marca, Juego de llaves planas completo, Tijeras, Herramientas especiales para hinchar, Herramientas especiales para deshinchar, Aparato para revisar hidrostáticos, Cintas aislantes, Flejes y grapas, etc.

 Recepción de la balsa salvavidas

Al recibir la balsa para revisión periódica hay que darla de alta con un número de entrada, junto con los datos personales del cliente y el nombre del barco. Se le deben de indicar las acciones que se llevarán a cabo en la revisión.

Según el estado del contenedor o bolsa, podremos ya poner en aviso al cliente sobre posibles problemas que puedan surgir a causa de una mala conservación de la misma y que puedan crear conflictos con el propietario. Se le comentará el plazo de entrega y, si es posible, el coste de la revisión.

 Revisión.

 La apertura del container o bolsa, los test de estanqueidad, la limpieza, controles, reparaciones y el plegado, se harán conforme las instrucciones expuestas, según la marca y el modelo.

Estación Balsamar para la revisión balsa salvavidas

Estación Balsamar para la revisión balsa salvavidas

 Inicio de la revisión:

 Apertura del saco rompiendo el precinto de la cremallera o cuerda y abrir con cuidado para que no se dispare la botella.

Apertura del container, cortar los flejes y quitar la banda adhesiva o de goma.

Sacar la balsa de la bolsa o contenedor y desconectar el cabo de disparo unido a la botella o al saco estanco en caso de que la balsa lo llevara.

Si lleva saco una vez desconectado el disparo, cortar por un extremo para poder sacar la balsa. Ojo con la anilla del percutor, no tirar de ella, la botella se dispararía.

Desenrollar la balsa y desconectar la conexión que une la botella al flotador, una vez desconectada comprobaremos la fecha de caducidad, que suele ser de 5 años y en alguna marca de 4 años. Una vez comprobada la fecha, separaremos el percutor de la botella y lo dispararemos para comprobar su funcionamiento y lo rearmaremos de nuevo. Acto seguido pesaremos la botella y si su peso es correcto montaremos el percutor, antes de volver a montar la botella, dispararemos con aire las válvulas de entrada de gas para que así no se queden agarrotadas, y ya podremos montar la botella, seguidamente hincharemos la balsa por las válvulas de hinchado interior.

 Hinchado y prueba de la balsa.

 P.T. (Presión de trabajo)

Para la prueba P.T. se hinchará la balsa hasta que se disparen las válvulas de sobre presión y éstas no podrán perder más de lo permitido por sus fabricantes;

Es decir, de un 2 a un 5%. Esta prueba se realizará cada año.

 Test de estanqueidad.

Para la prueba de estanqueidad de la balsa, se procederá a efectuar la prueba P.A.N. (Presión adicional necesaria). Para efectuarla tendrán que estar las válvulas de sobre presión cerradas e inflar la balsa a la presión que la marca de la balsa indique. Esta prueba se realizará cada 5 años.

 I.G. (Inflado por gas)

La botella de la balsa salvavidas caduca cada 4 ó 5 años. Se realiza, en este momento, la prueba de inflado por gas, disparando la botella.

Controles.

 Se comprobará el estado y las juntas de la balsa. Se anotará el número de serie, de homologación, datos de la botella, las fechas de los materiales con caducidad, etc. En una hoja de control. Se repondrán los ya caducados.

 Deshinchado y plegado.

 Finalizados todos los pasos anteriores positivamente, procederemos a aspirar totalmente la balsa, colocar adecuadamente el paquete y a efectuar el plegado adecuado para cada modelo de balsa.

 Embalaje y etiquetado.

 Tras el plegado, se introducirá la balsa dentro del container o bolsa y se cerrará adecuadamente. El embalaje deberá quedar limpio y con sus etiquetas correspondientes, reflejando en ellas la fecha de la actual y de la siguiente revisión y las instrucciones de manejo de la balsa.

 Apartado administrativo.

 La hoja de control debe rellenarse de manera que refleje de una forma exacta los tipos de intervenciones que ha seguido la balsa. Esta ficha se tramita a facturación quien, según los trabajos realizados, establece la factura correspondiente, detallando los costos de materia prima y mano de obra.

La balsa pasará entonces al stock de salida en espera de que el cliente la recoja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>